La gimnasia en casa es aburrida por una sencilla razón, se convierte en tediosa sobre tod en lo referente a los preparativos; saca la máquina, ponte el chandal, súbete, agarraté, haz esfuerzos...

 

Todo esto se puede suprimir porque precisamente lo engorroso es lo que quita las ganas de ponerte a hacer cualquier cosa, y lo sencillo si que facilita las tareas.

 

Si quieres ejercitar las piernas, hay una técnica conocida como gimnasia pasiva donde tu mueves los músculos y huesos pero el esfuerzo que genera ese movimiento no lo haces tu sino que dijéramos que te dejas llevar y es una máquina quien realiza el esfuerzo por tí, sin que esto menoscabe el resultado del ejercicio, nçy ni siquiera el ejercício en si mismo, puesto que lo realizas igual que si estuviueras solo y sin ayuda, aunque en este caso como si fueras ayudado por un monitor de gimnasia.

 

Una de las mejores máquinas de gimnasia pasiva es el andador automático o máquina de andar sentado, llamada así porque precisamente mientas andas, aunque parezca una paradoja, al mismo tiempo estas sentado. 

 

Con esta sencilla y espectacular máquina de andar podrás ejercitar los pies y los músculos de las piernas mientras ves la televisión o escuchas la radio.

 

Tan sencillo como colocar tus pies en los reposapies y dejarte llevar al ritmo que tu le marques, tan despacio como decidas, y en pocos dias notaras como tu cuerpo te pide andar y podras ir subiendo la velocidad cn la que quieres andar y ajustarla al ritmo que vayas consiguiendo.