Cuando una persona no puede moverse por si sola, se necesitan al menos dos enfermeros o cuidadores pra poder levantarlo pero si se trata de moverlo o trasladarlo la cosa se complica puesto que en la práctica es muy difícil llevar a una persona que no pueda apoyar las piernas y para trasladarlo con seguridad se necesitan mas personas o la ayuda de una grúa ortopédica.

 

Junto con esta grua ortopédica de traslados, se utiliza un accesorio conocido como arnés para grúa ortopédica o simplemente arnés ortopédicom, aunque resulta más explícito llamarle con el nombre de arnés ortopédico para grúa de traslados de enfermos pero obviamente por lo largo del nombre se le suele llamar simplemente arnés de grúa.

 

El arnés ortopédico permite coger integramente al paciente para que la grúa lo alce mientras el paciente queda en una posición cómoda mientras lo trasladamos o simplemente tenemos que dejarlo sentado para hacerle la cama o para esperar.

 

Mientras que para levantar a una persona impedida y colocarla en una silla de ruedas se necesitan al menos dos personas fuertes o preparadas técnicamente, con este arnés es posible realizar el trabajo de manera mucho mas segura manteniendo a la persona mucho mas estable y libre de riesgos, ya que el esfuerzo lo hace la máquina y no los cuidadores.

 

En definitiva, el arnés es un complemento sin el cual la grúa de traslados no tendría sentido, aunque hay que decir que son varios los modelos que se diseñan y fabrican y por tanto se vende como accesorio para que cada comprador elija el arnés que le resulte más útyil o que mejor convenga.