El cuarto de baño es un lugar habitual de paso, y las personas pasamos unas 12 veces al día a lavarnos las manos, ducharnos o hacer nuestras necesidades, aunque también es habitual pasar a coger o dejar toallas, accesorios y productos, y por supuesto pasar a barrer, fregar o limpiar el cuarto de baño.

 

Cada vez que pasamos al baño a tomar una ducha, necesariamente tenemos que desnudarnos y que  y esto representa un peligro si no apoyamos los pies sobre alfombras antideslizantes o sobre la superficie rugosa del plato de ducha, pero ni así estamos totalmente seguros y en cualquier momento podemos caernos o resbalar si el suelo está mojado.

 

Con la barra de baño SUC podemos estar seguros seguros y agarrarnos sin miedo a caernos gracia a su sistema de ventosa no necesita instalación y puede montarse y desmontarse para guardarla o ponerla en otro lugar, incluso llevárnosla cuando vamos de viaje y necesitemos coger una habitación de hotel.

 

Su uso es tan sencillo que tan sólo debe colocarla sobre una superficie limpia y seca, cerrar las palancas y comprobar que el testigo indica que está lista para usar. El testigo le avisará de la correcta colocación de la barra en cada ocasión para que la utilice con total confianza.

 

Esta barra está fabricada en ABS, un material hipoalergénico con el que se fabrican infinidad de accesorios de baño por resultar de fácil limpieza, ya que puede limpiarse con los mismos productos y balletas con los que limpiamos el resto del baño.