Una báscula es un aparato instrumental para pesar, y las básculas ortopédicas no solo sirven para pesar a las personas sino que también son funcionales puesto que no se trata de simples básculas de baño sino aparatos más precisos, incluso mas complejos como la báscula  plataforma para sillas de ruedas que permite pesar a una persona sentada en la silla de ruedas a la que para conocer su peso bastará con tarar o descontar el peso de la silla.

 

 

Otros modelos de básculas ortopédicas cuentan con tallímetro para medir la altura de las personas, como las básculas de farmacia que te pesan y miden al mismo tiempo.

 

 

Lo importante es pesarse siempre en la misma báscula, ya que de hacerlo cada vez en una, se corre el riesgo de no llevar estas anotaciones con rigor, puesto que aunque la mayoría de las básculas son precisas, estas no están calibradas y pesarse en dos distintas conlleva asumir que las cifras obtenidas de una y otra mostrarán diferencias en el peso.