Dormir no es lo mismo que descansar, ya que es posible que no durmamos bien debido a que no podamos descansar cómodamente, pero tambiéne s posible que nos quedemos dormidos y no descansemos adecuadamente.

 

Como dicen algunos "la culpa es del colchón" en clara alusión a que el colchón no merece la pena y es que para descansar aparte de tener el cuerpo predispuesto, es esencial una buena base y un buen colchón.

 

Un colchón viscoelástico aporta una base firme y a la vez cómoda donde el cuerpo puede sostenere y descansar sin presionar innecesariamente las zonas gracias a la densidad del colchón.

 

En el proceso de fabricación se unen varias capas y es la combinación de todas ellas la que aporta la firmeza en su nucleo y la elasticidad en su zona exterior de manera que el colchón nos resulte cómodo cuando el material vicoelástico nos sostenga sin que lleguemos a hundirnos.

 

La calidad del colchón debe ser óptima, ya que precisamente la capa viscoelástica es la que le confiere la comodidad al colchón mientras el nucleo o parte central es la encargada de sostener el cuerpo sin que este se deforme, y ambas cosas la tiene el mejor colchón del mundo que hoy por hoy es el colchón vioscoelástico.