Lupa Económica

Si nos paramos a pensar en los pequeños objetos y utensilios que conviven con nosotros, podríamos hacer una lista casi interminable tanto de ellos como de las múltiples utilidades que tiene cada uno.

 

¿Quien no tiene un lápiz en casa?

 

Es cierto que si nos preguntan para que sirve un lápiz inmediatamente contestamos que sirve para escribir, pero puestos a hacer la lista de utilidades de las  que hablamos, además de para escribir, pondríamos en la lista que un lápiz sirve para anotar, marcar, dibujar, manchar, sombrear, comunicar, repasar, punzar, colorear y así podríamos seguir aumentando la lista de palabras que crecería si buscamos segundas utilidades.

 

Pues bien, hay algunos objetos que todos conocemos, tienen una verdadera utilidad casi imprescindible, y sin embargo a veces nos olvidamos de tenerlos en casa.

 

Uno de estos objetos necesarios es la lupa, porque todos sabemos lo que es, todos hemos tenido alguna, pero muchos de nosotros nos olvidamos llevar una en el bolsillo o tenerla en casa para usarla cuando la necesitemos.

 

La lupa es un instrumento óptico que consta de una lente convergente de corta distancia focal, que desvía la luz incidente de modo que se forma una imagen virtual ampliada del objeto por detrás de una.

 

Por tanto es obvio que la principal utilidad de la lupa es mostrar las imágenes ampliadas y por tanto permitir al ojo verlas con detalles que a simple vista no se ven.

 

A veces algo tan simple como una lupa nos puede sacar de más de un apuro y todos deberíamos de tener una en casa, aunque lo recomendable es llevar una lupa de bolsillo que no ocupe mucho espacio para poder llevarla encima.

 

Aunque utilicemos gafas, siempre hay una ocasión donde la vista sea insuficiente para ver la letra pequeña o los detalles mas pequeñitos de un catálogo, de una moneda o de cualquier objeto que tengamos que mirar con precisión.

 

 

¿Para que sirve la lupa?

Indudablemente para ver detalles, pero si quieres saber cuales son las utilidades mas importantes, aquí te dejo el inicio de la lista que tu mismo puedes completar:

 

  • Leer un libro
  • Enhebrar una aguja
  • Reparar una uña rota
  • Limpiar una herida
  • Sacar una espina con las pinzas
  • Colocar un tornillo en unas gafas
  • Pegar una pieza pequeña
  • Ver los detalles de un billete
  • Pintar una miniatura
  • Terminar un puzzle

 

Aunque la lista no es interminable si que es más amplia de lo que parece,  así que recuerda que simplemente para estas diez cosas, siempre es necesario tener una lupa a mano.