El electroestimulador muscular trabaja sobre los nervios motores de los músculos y está recomendado entre otras cosas para los siguientes usos:

 

Relajar los músculos

Aumentar la circulación sanguínea

Aumentar la fuerza muscular

Prevenir trombosis venosas

Aumentar la rsistencia muscular

Previene o retrasa la atrofia muscular

 

La electroterapia la utilizan desde hace años en clínicas de fisioterapia y desde hace menos, el uso se ha popularizado en casa porque además de apaciguar el dolor sirven como máquinas de masaje y estimulación combinada para ejerciucios deportivos.

 

El tamaño de los nuevos electro estimuladores es tan reducido que lo podemos llevar en la bolsa de deporte o en la maleta y seguir utilizándolo durante nuestros viajes.

 

Por otra parte y concrétamente el Electroestimulador EMS 20873 puede utilizarse en casa aunque se trata de un aparato para Electroterapia Profesional  y su precio está acorde con las características del aparato, y tanto es así, que su relación calidad precio es de las más óptimas del mercado.

 

Comprar un electroestimulador de segunda mano no siempre merece la pena, habida cuenta que la tecnología avanza a pasos agigantados y con el precio que tiene este aparato, si le sumamos la garantía que no tienen los aparatois usados, la mejor opción sigue siendo comprar un estimulador EMS de última generación.

 

El electroestimulador está indicado para su uso en el tratamiento de inflamaciones dolorosas ya sea en músculos, articulaciones, nervios periféricos, traumas o hematomas y lesiones de origen deportivo ya que el EMS produce corrientes terapéuticas y diadinámicas analgésicas entre las que podemos destacar las siguientes:

 

-corriente farádica rectangular: para la estimulación de músculo con enervación normal.

-corriente contínua galvánica: como analgesia y vehiculización de los medicamentos.

-tens de tratamiento analgésico bifásico rectangular asimétrica.

-corrientes impulsivas: para músculos parcial o totalmente denervados

 

El uso de estos aparatos puede hacerse siempre que la persona no tenga ningún inconveniente para utilizarlo, aunque en caso de duda debe consultarse con el médico para que sea el quien nos aconseje si debemos usarlo.

 

Como ejemplo, según comenta la web de bicimática, el uso de los electro estimuladores está contraindicado en las siguientes situaciones o zonas:

  • Enfermedades graves
  • Fiebre de más de 38°
  • Enfermedades infecciosas
  • Cáncer
  • Embarazo
  • Enfermedades cardíacas
  • Tumores en el aparato digestivo
  • Cabeza
  • Heridas
  • En casos de problemas graves en las articulaciones
  • Pacientes que deban hacer reposo
  • Pacientes considerados por el fisioterapeuta no aptos para el uso de electro estimuladores