Algo tan fácil como ponernos los calcetines, para los personas mayores puede complicarse de tal manera que en lugar de hacerlo en pocos segundos tengamos que utilizar varios minutos en realizar la misma tarea.


Las personas mayores no tienen la misma movilidad que las más jóvenes, por tanto la misma acción de inclinarse hacia adelante no de hace con la misma destreza porque generalmente los mayores pierden la flexibilidad por razones obvias que tienen que ver con la edad, lo cual no significa que todos los mayores no puedan flexionar la espalda, pero si la mayoría de ellos.


Algo tan simple como calzarse se convierte en una odisea si no se adopta una postura cómoda y sobre todo si se intenta hacerlo desde una silla, porque lo más práctico es calzarse o ponerse los calcetines desde un sofá o sillón bajo, de manera que estemos mas cerca del suelo.


Otro método para ponerse las medias o los calcetines sin esfuerzo consiste en utilizar un aparato conocido como Ayuda para Poner Pantys, Medias o Calcetines sin Esfuerzo que nos permite colocarnos los calcetines sin ni siquiera agacharnos.


¿Donde está el truco?

No hay truco, el aparato para ponernos los calcetines en realidad es algo tan sencillo como ingenioso, y consiste en un plástico curvado en forma de horma que es donde ponemos la punta del calcetín o la media y esto lo hacemos arriba y no en el suelo.


Una vez que el calcetín se coloca en el aparato, el propio calcetín o media queda "abierto" y con la punta cogida por el plástico y simplemente lo ponemos en el suelo, metemos la punta del pie en dicha abertura y finalmente tiramos de unas cintas mientras el calcetín va cubriendo el pié.


El producto viene en pareja, es decir uno para cada calcetín, y al ser doble también permite colocarnos los pantys cómodamente subiéndolos hasta mas arriba de las rodillas con un ligero tirón de las cuerdas y sin tener que doblar la espalda lo más mínimo.