Las primeras fregonas eran cubos de rodillos que se comprimian para secar la mopa, y posteriormente se fabricaron mochos que se escurrian girándolos dentro de una cubeta tipo colador con grandes agujeros.

 

Ese tipo de fregonas todavía se usan pero han ido evolucionando hasta llegar a fregonas muy avanzadas como la famosa SPINTASTIC que es la fregona revelación del momento porque permite escurrir y secar el mocho si esfuerzo.

 

Esta fregona abre un nuevo concepto en cuanto a aparatos de limpieza se refiere, sobre todo por lo lógico e ingenisos del sistema puesto que hace lo mismo que sus antecesoras pero con la ventaja añadida de realizar esta función de escurrido de manera mucho mas efectiva.

 

Con esta fregona automática se ahorra bastante tiempo en limpiar una estancia ya que la limpieza se realiza con mayor agilidad y no hay perdida de tiempo ni tienes que repetir el escurrido, puesto que el secado de la mopa es perfecto y por tanto permite secar el suelo con una sola pasada gracias a su sistema de secado por centrifugado automático que deja la mopa lista para pasarla por el suelo.

 

Otra gran ventaja es que el cubo de esta superfregona es realmente un cubo geométrico, con paredes y bases rectas, por tanto tiene mayor estabilidad que los cubos con base circular, y para utilizarla  solo hay que desplegar el cubo por la mitad y queda como un centro de fregado.

 

Por si fuera poco, la base de este singular cubo incorpora unas perqueñas ventosas en uno de sus laterales que permite una mayor fijación del cubo impidiendo que este resbale en el suelo y pueda volcarse con un pequeño golpe.

 

Hay un vídeo donde se puede ver el funcionamiento de la fregona SPINTASTIC que puedes ver pulsando aquí.