Concrétamente las personas mayores acusan la falta de elasticidad en situaciones como;

- Agacharse 

- Calzarse

- Atarse los cordones

- Cortarse las uñas de los pies

- Levantarse de un sillón demasiado bajo

- Subirse a una escalera

 

 

Por regla general la elasticidad de los músculos se pierde con los años, pero eso no indica que uno aunque llegue con dificultad a tocarse los pies, pueda calzarse o asearse los pies puesto que hay productos específicos para ayudar a realizar estas funciones.

 

Uno de ellos es el limpia piés antideslizante que es ideal para ponerlo en el plato de la ducha o en el fondo de la bañera, y permite lavarnos las plantas de los pies sin necesidad de pasarnos la esponja y adoptar posturas difíciles o imposibles de conseguir.

 

Para llegar a la planta de nuestros pies necesitamos agacharnos o subir la pierna y colocar el pié encima del muslo de la otra pierna pero todo esto como hemos dicho está reservado a las personas más jóvenes y con mucha mas elesticidad.

 

Si no podemos agacharnos podemos usar la cama limpiapiés de baño y basta con colocar un poco de gel sobre ella, apoyar los pies encima y realizar movimientos circulares o de vaivén para que la planta del pié quede totálmente límpia sin realizar ningún tipo de esfuerzo.

 

La superficie antideslizante dispone de ventosas que aseguran este accesorio de baño de manera firme al suelo del baño para que pueda lavar los pies sin dificultad y sin que se mueva del lugar donde lo pongamos

 

Los dos circulos de los lados son para frotar y limpiar los pies, pero además en el centro incluye una piedra pómez para limar las asperezas, los callos y la piel reseca, de manera que además de limpiarlos podrá eliminar las durezas  disfrutar de unos pies cómodos y sanos evitando así el deterioro de la piel.