Este pedaleador compacto te permitirá mover las piernas sin esfuerzo adicional gracias a que incorpora un motor eléctrico que mediante un mando podrás programar para que los pedales se muevan a la velocidad que tu le pongas, y de esta manera el propio motor es el que realiza el esfuerzo por tí, aunque el ejercício es exáctamente el mismo y tus piernas se moverán y ejercitarán al ritmo que tu le marques.

 

Con este sencillo aparato de gimnasia pasiva podrás no solo hacer ejercicio, sino también rehabilitación.

 

El pedaleador se puede utilizar sin conectar el motor y de esta forma se convierte en una mini bicicleta estática en la que podrás pedalear cómodamente sentado, en una silla o en un sofá.

 

Por su tamaño, la mini bici cabe en cualquier rincón y por su forma ergonómica, cuesta muy poco comenzar a usarla, sobre todo si se tiene en cuenta lo fácil que es colocar los pies en los pedales, ajustar las correas para quie el pie quede cómodo y sujeto, y comenzar a pedalear, o al ritmo que le marques con la ayuda del motor, o al ritmo que quieras pero sin conectar su motor.