Entre otras razones, hacer ejercicio contribuye a mejorar el estado general de una persona, sobre todo si estamos hablando de quienes no hacen nada de gimnasia ni tampoco se mueven demasiado como es el caso de las personas mayores que por razone obvias están limitadas y suelen pasar mucho tiempo en casa.

 

En estos casos es aconsejable que estas personas hagan algo de ejercicio dentro de la casa, y la mejor forma de hacerlo es sin quitarles la comodidad de estar en el hogar con buena temperatura, así que hay multitud de aparatos de gimnasia para hacer en casa, pero hay uno que destaca por su sencillez.

 

La pedaleta es un aparato de gimnasia para los mayores que permite a la persona que lo usa pedalear como si fuera en bicicleta, pero con la ventaja añadida de pedalear sentado, pero sentado en un sillón no en una bicicleta.

 

El pedaleador en casa consiste en unos pedales con soporte antideslizante que podemos arrimar al sofa o silla de casa de manera que mientras estamos sentados podemos colocar los pies en el, y pedalear tal como lo haríamos en una bicicleta normal.

 

El ritmo del pedaleo pronto desentumece los músculos y los acostumbra a generar energía, convirtiendo esta en una fuente de placer a los pocos dias de comenzar a pedalear,

 

Pedalear es algo muy similar a andar, ya que en ambos casos se mueven los pies y su conjunto de músculos y huesos, y al mismo tiempo se mueven las piernas, y lo mejor de todo es que al marcar nosotros nuestro própio ritmo, podemos centrarnos en otra cosa mientras hacemos ejercicio, así que podemos leer, ver la tele o escucher la radio porque nuestras piernas comenzarán a moverse de forma automática, y lo mejor de todo, es que a los pocos días nuestro cuerpo estará tan acostumbrado que nos pedirá pedalear un poco más, hasta adaptar el tiempo del ejercicio y el ritmo a nuestras condiciones físicas resultando por tanto un ejercicio completo y hecho a medida de cada uno de nosotros.