Uno de los grandes problemas a los que se enfrenta una persona mayor a diario es la falta de adaptabilidad del espacio, incluso en su própia casa.

 

Los muebles demasiado grandes lógicamente ocupan demasiado y en ocasiones entorpecen el paso, sobre todo de las personas que usan una silla de ruedas o un andador para mayores.

 

Una estancia llena de muebles entorpece más el paso si estos están en medio, así que siempre se pueden acomodar de otra manera sin renunciar a ellos, pero siempre anteponiendo la comodidad a la decoración.

 

En los cuartos de baño no son los muebles lo que entorpecen el paso pero tambien en ellos los mayores encuantra una dificultad a la hora de ducharse, y es que el material con el que están hechos los platos de ducha siempre resultan resbaladizos y mas cuando están mojados, algo que sucede inevitablemente cuando estamos duchándonos.

 

Si la persona que se va a duchar no cuenta con un cuidador que le ayude, no bastará con tener una barra de seguridad para baño puesto que tendría que utilizar una mano para agarrarse y otra para ducharse, algo que dificulta la movilidad en todo momento pues tenemos que coger el jabón, la esponja, el grifo y el mango de la ducha, y son demasiadas cosas para coordinarlas con una sola mano.

 

La solución mas simple para ducharse con seguridad

 

Quizás en vez de pensar en como mantenerse de pie y ducharse de manera estable, es mejor razonar y cambiar la situación por completo poniendo una silla en el escenario, en este caso dentro de la ducha.

 

Las sillas de ducha están hechas a propósito para este fin y fabricadas con materiales resistentes al agua, pero por lo demás son simples sillas aunque obviamente reforzadas y seguras.

 

Las imitaciones no son buenas y tratar de hacer lo propio con una silla de terraza o un taburete de camping es una barbaridad que puede resultar cara, tanto por su inestabilidad como por su aparatosidad por rara que suene la palabra, y es que las cosas cuanto más sencillas son mejor, y en este caso con la silla de baño no hay riesgo alguno, así que solo se debe utilizar este tipo de asiento y no cualquier otro improvisado con el que podemos acabar lastimados o en el suelo.