Mientras tanto, los teléfonos son cada vez mas pequeños debido a la miniaturización de los componentes electrónicos, pero paradojicamente los dedos son mas grandes que las teclas y eso hace que los diseñadores se estrujen la cabeza para diseñar teclas sensitivas o botones que recuerdan mas los teclados braile que cualquier otra cosa, y es que tendemos a hacer las cosas mas pequeñas sin pensar que todo tiene un límite y este ha traspasado ya la comodidad.

 

Mientras tanto, otras compañías y fabricantes de productos electrónicos, han desarrollado un teléfono de sobremesa  con teclas grandes ideal para mayores o personas con dificultades de visión donde si cabe el dedo y de forma inequívoca puesto que las teclas están bien separadas unas de otras y diferenciadas con unos números de tamaño bien visible.

 

Con este teléfono fijo para personas mayores, tanto los mayores como los niños pequeños podrán marcar sin temor a equivocarse pero ademas tiene algo que ningún otro teléfono tiene y es que cuenta con tres teclas que incorporan fotografías de personas a las que pusolo tendrán que apretar en la fotografía de la persona a la que quieren llamar.

 

En este teléfono se puede ajustar el volumen del auricular y también tiene una  función para silenciar el micrófono y dispone de una luz intermitente para llamadas entrantes por lo que resulta muy completo y útil en las casas donde viven personas mayores.

 

Port lo demás se comporta como un teléfono normal, con teclas numericas y algunas otras funciones de memoria, aunque la función más práctica es la de poder llamar con solo pulsar en una de las fotografías.