Cuando una persona es diabética es muy importante que lleve un control  de los niveles de azucar para llevarselo a las citas médicas, y aunque generalmente es la enfermera quien lleva los controles anotados en el historial, el médico puede conocer estos mirando el historial, mandándonos un análisis de sangre o bien porque nosotros mismo se lo manifestemos, y en este caso de la unica forma que podemos conocer estos niveles en casa es haciéndonos la prueba con el glucómetro

 

El glucómetro es un aparato sencillo que mide los niveles de glucosa en sangre mediante la reacción que una gota de sangre hace en una tira reactiva, y precisamente esa reacción es la que mide el aparato de forma sino precisa, si muy aproximada.

 

Lo primero que hay que hacer es poner una tira reactiva en el aparato y tomar una gota de sangre mediante un pequeño pinchazo en el dedo, algo que no resulta doloroso ya que el pinchazo nos lo hacemos con un bolígrafo pinchador que comprime un muelle para accionar la aguja, de manera que resulta indolora.

 

después, todo lo que hay que hacer es acercamos el glucómetro con la tira reactiva para impregnar el extremo de la tira en la gota de sangre y de manera automática sin que tengamos que pulsar ningún botón, en cuestión de pocos segundos, el display del gluc´metro nos mostrará el nivel de azucar en sangre.