Las personas que se desplazan en sillas de ruedas adoptan una postura contínua que favorece la aparición de escaras en  los gluteos y lka parte anterior de los muslos, como consecuencia del roce y la presión que ofrece el propio cuerpo mientras están sentados.

Leer más