Aunque todos conocemos que la mayor ventaja del Tendedero Eléctrico  es poder secar la ropa en ausencia del sol, incluso en días soleados es un buen recurso para las personas mayores que no pueden salir a la terraza o al patio a tender.

 

La manera natural de tender la ropa es hacerlo en la cuerda de tender, exponiendola al sol, pero esto no siempre es posible sobre todo si se vive en un apartamento sin terraza, cuando está nublado, hace demasiado aire o simplemente las cuerdas del tendedero están deterioradas u ocupadas.

 

Las personas mayores no tienen la misma movilidad que los jóvenes, así que no siempre pueden bajar al patio o subir a la terraza y como en la casa no se disponga de una terraza contigua para tender, no es tarea fácil andar demasiado y cargar con la colada.

 

Con el nuevo aparato de tender la ropa se puede poner a secarla en cualquier habitación de la casa donde ni siquiera haya una estufa o calefactor, ya que el tendedero eléctrico esconde un mecanismo calefactable  en su interior que ayuda a secar la ropa sin necesidad de exponerla al sol ni al aire.

 

El uso de este tendedero es tan fácil que cualquier persona puede poner la ropa y conectarlo sin necesidad de instrucciones complejas ya que lo único que tenemos que hacer es enchufar el cable y  colocar la ropa en sus varillas de la misma manera que lo haríamos en un tendedero sin calefacción.

 

Las personas mayores enseguida se acostumbran a usarlo y les resulta mucho más práctico que salir a tender por estas cuantas razones:

 

- No hay que desplazarse para tender

- No hay que abrir ventanas

- No hay que asomarse al patio

- Puede utilizarse a cualquier hora

- Puede plegarse si no se utiliza

- No hay que utilizar pinzas de la ropa

- No hay que hacer fuerza corriendo la cuerda

- No hay que levantar los brazos para tender

- Podemos poner ropa pequeña sin que se caiga

- No hay peligro ni para la ropa ni para las personas

- Seca la ropa lentamente (especial para prendas suaves y delicadas)

- Se puede secar en cualquier rincón

- No molesta a los vecinos

- No gotea agua en el secado

- No deja marcas de cuerda

 

Son suficientes razones para que las personas mayores tengan uno en casa y lo utilicen de forma habitual evitando las complicaciones que les supone secar la ropa de otra manera contando con que las situaciones sean idóneas y el tiempo les acompañe.